04 de agosto de 2020
04 de agosto de 2020 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
El juicio por los crímenes de la Triple A
Bahía Blanca: declararon testigos del homicidio del dirigente estudiantil David “Watu” Cilleruelo
Cuatro imputados están siendo juzgados por los delitos de homicidio y asociación ilícita, en el marco del terrorismo de Estado desplegado a partir de 1974 por las fuerzas armadas en connivencia con sectores civiles.

El jueves y viernes pasado se llevaron a cabo las audiencias de debate en la causa en la cual se juzga a cuatro integrantes de la Triple A por su pertenencia a la nombrada organización criminal, y a uno de ellos como autor directo del homicidio del militante estudiantil David “Watu” Cilleruelo en la Universidad Nacional del Sur. Tal como estaba previsto, las audiencias se transmitieron en directo por el canal de YouTube de la UNS, sede en la que se realiza el debate. En la sala de audiencias estuvieron presentes el representante del Ministerio Público Fiscal Pablo Fermento, el presidente del tribunal, los representantes de la defensa oficial y las querellas. A su vez, siguieron el acto por videoconferencia los demás integrantes del Tribunal Oral, el fiscal general Miguel Ángel Palazzani y los imputados, a quienes los jueces, en la audiencia del 23 de julio, dispensaron de asistir a la sala de audiencias en virtud de la situación sanitaria imperante. Es de destacar, asimismo, que uno de los testimonios de la primera jornada se recibió a través de videoconferencia.

El 23 de julio declararon cuatro testigos. Sus testimonios hicieron alusión a la descripción del clima de persecución que se desató en la ciudad de Bahía Blanca hacia fines del año 1974, y el accionar del grupo integrado por los imputados. El primer testimonio dio cuenta del asesinato de militantes políticos atribuidos a la asociación criminal investigada. Por ejemplo, los homicidios de Jesús “el Negrito” García, Fernando Aduvino y el padre Dorñak, los cuales precedieron temporalmente al de David “Watu” Cilleruelo. Relató además circunstancias del asesinato de este último y la persecución sobre el ámbito estudiantil, tanto dentro de la UNS como en la UTN por aquellos años.

El segundo testimonio fue prestado por un empleado de un local nocturno que frecuentaban los imputados, al que asistían armados y haciendo alarde de sus crímenes. El testigo hizo hincapié en las amenazas que él mismo recibió por parte de este grupo por sus inclinaciones políticas. El tercer testimonio de la jornada fue brindado por un militante del Partido Comunista, quien relató las circunstancias en que conoció a la víctima Cilleruelo. A raíz de los datos aportados por los testigos, el representante del MPF solicitó la citación de dos nuevas testigos.

En la audiencia del viernes 24 declararon tres testigos presenciales del asesinato de Cilleruelo. Todos reconocieron la participación de Jorge Argibay y Raúl Roberto Aceituno en el asesinato perpetrado dentro de la Universidad Nacional del Sur el 3 de abril de 1975. Durante la audiencia se conoció la existencia de un mensaje en el que Daniel, uno de los hijos de Argibay (fallecido integrante de la organización), envió a los familiares de la víctima las condolencias y respetos, por las atrocidades cometidas por su padre.

El debate continuará este miércoles y jueves a partir de las 9.00. Las audiencias serán transmitidas por el canal de YouTube de la Universidad Nacional del Sur y durante las mismas se recibirá declaración a los restantes testigos del homicidio de Cilleruelo y se comenzará a analizar el de Alberto Mario Pojomovsky, quien era militante del Partido Comunista y del Partido Revolucionario de los Trabajadores. El 29 de junio de 1975 fue atacado por un grupo armado mientras conducía su vehículo en compañía de su esposa. En ese contexto recibió varios impactos de armas de fuego calibre 22 y 45. Producto de aquellas heridas, la víctima falleció veinte días después del ataque, en un nosocomio local.