06 de abril de 2020
06 de abril de 2020 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Intervención del fiscal Diego Velasco y la Procunar
Comenzó el juicio oral a “Marcos” Estrada Gonzáles y otros 42 imputados
Se les acusa por un nuevo tramo de la actividad de una organización criminal dedicada al tráfico de estupefacientes y el almacenamiento y uso de armas para mantener su hegemonía dentro de la Villa 1-11-14 de la Ciudad de Buenos Aires.

El Tribunal Oral en lo Criminal Federal N° 3 dio comienzo hoy al juicio oral a más de cuarenta imputados en una megacausa por narcotráfico. Entre los acusados se encuentra “Marcos” Estrada Gonzáles, para quien el Ministerio Público Fiscal había solicitado la elevación a juicio junto a otras 26 personas, todas ellas acusadas de integrar una organización narcocriminal dedicada al tráfico ilícito de clorhidrato de cocaína, paco y marihuana, en y desde el asentamiento conocido como Villa 1-11-14. Asimismo, les imputan el almacenamiento y uso de armas y municiones para mantener la hegemonía territorial en la zona. En la causa intervienen la Procuraduría de Narcocriminalidad (Procunar) y el fiscal general Diego Velasco. El debate está a cargo de los jueces los jueces Javier Feliciano Ríos, Fernando Machado Pelloni y Andrés F. Basso. 

Según el requerimiento de elevación a juicio, se les imputa a todos los acusados haber formado parte de una organización destinada a ejecutar dentro y fuera del asentamiento conocido como la Villa 1-11-14 actos relacionados con el tráfico ilícito de estupefacientes (incluyendo la introducción, el almacenamiento, fraccionamiento y distribución de sustancias como marihuana, cocaína y pasta base), ya sea en grandes cantidades o en pequeñas porciones destinadas al menudeo. También se los señala como responsables del almacenamiento y uso permanente de todo tipo de armamento y municiones para mantener la hegemonía territorial de la zona en la que se producía la mayor parte de su actividad ilegal.

La justicia estuvo tras los pasos de la organización liderada por Estrada Gonzáles desde 1999 quien, a pesar de haber sido condenado en tres ocasiones y quedar detenido, continuó con la dirección de sus actividades. En una presentación conjunta entre Procunar y el fiscal Juan Pedro Zoni se remarcó que la organización que lideraba “contó con un sistema piramidal, notando que en la cúspide de la pirámide se encuentran personas directamente dedicadas a organizar y financiar la actividad ilícita, las cuales por lo general no tienen contacto directo con el material de carácter ilícito, quedando a cargo de otros integrantes ejercer funciones específicas con el objetivo de lograr constantemente la disposición de droga y armamento para desarrollar el emprendimiento criminal de la forma requerida por los sujetos ubicados en la cúspide de la organización". Se señaló también un segundo escalafón, dedicado a tareas de control, la supervisión de la venta al menudeo y la recolección del dinero producto de la comercialización de los estupefacientes.