05 de diciembre de 2022
05 de diciembre de 2022 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
En el marco de un recurso de habeas corpus interpuesto por las personas detenidas
Santiago del Estero: la Unidad Fiscal y la PROCUVIN realizaron una inspección en la Unidad 35 de Colonia Pinto
El titular de la procuraduría especializada Andrés Heim, la fiscala Indiana Garzón y el fiscal Pedro Simón inspeccionaron las distintas áreas del penal y formularon indicaciones al director del establecimiento donde actualmente hay 194 personas privadas de su libertad.

Luego de que la Cámara Federal de Tucumán hiciera lugar parcialmente en noviembre pasado a la acción de habeas corpus colectivo interpuesto por los detenidos alojados en los pabellones N° 2 y N° 6 de la Unidad Penitenciaria N° 35 de Colonia Pinto, las y los integrantes del Ministerio Público Fiscal de la Nación regresaron al penal para constatar las condiciones de detención.

Participaron de la inspección, el titular de la Procuraduría contra la Violencia Institucional (Procuvin), Héctor Andrés Heim, y por la Unidad Fiscal de Santiago del Estero estuvieron presentes la fiscala general Indiana Garzón y el fiscal federal Pedro Eugenio Simón.

La actividad tuvo como objetivo constatar las condiciones de detención en la Unidad 35 de Colonia Pinto, ubicada en la Ruta Provincial N° 1 s/n°, departamento San Martín, de la provincia de Santiago del Estero, que, al momento del relevo, tenía una población de 194 personas privadas de la libertad.

El recorrido se realizó el pasado martes durante siete horas, en las que los magistrados indicados junto a funcionarios y personal a su cargo, recorrieron las instalaciones de la mencionada unidad e inspeccionaron los pabellones, donde se tomó contacto con la población carcelaria.

A su vez, se concurrió a las diferentes secciones del establecimiento carcelario como las divisiones de Trabajo, Social, Administrativa, Educación, Cocina y Servicio de Asistencia Médica (SAM) junto al proyecto de nuevo hospital modular aún no finalizado.

En cada sector se relevó el trabajo realizado, las gestiones en curso, la dotación de personal e insumos, y personas privadas de la libertad en asistencia.

En función de lo constatado por la comitiva y a partir de las entrevistas mantenidas con los detenidos, la inspección puso en evidencia deficiencias en materia de atención médica, régimen de visitas, alimentación, recreación, servicio de cantina, acceso a puestos laborales y régimen de calificaciones, así como alta conflictividad que se advirtió a partir de esas circunstancias.

Los y las representantes del Ministerio Público Fiscal de la Nación expusieron esas conclusiones ante el director de la Unidad 35, a quien indicaron la necesidad de subsanar cada aspecto y capacitar al personal penitenciario en el trato y el procedimiento de las visitas a los familiares de las personas detenidas, así como la necesidad de asumir un temperamento más flexible en los horarios para recreación.

Por último, se planteó al funcionario penitenciario a cargo del establecimiento la necesidad de brindar claridad y transparencia en las calificaciones a cada persona detenida y en los estímulos educativos, así como que se instrumenten los mecanismos de control en los listados de precios de los productos de la proveeduría y que se proporcionan a los detenidos, entre otros aspectos.