04 de julio de 2022
04 de julio de 2022 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Interviene la Fiscalía Federal de Concepción del Uruguay y la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (PROCELAC)
Entre Ríos: allanaron campos y oficinas de un acopio equino por lavado de activos, evasión tributaria y maltrato animal
Los once procedimientos se realizaron ayer en las localidades entrerrianas de Ibicuy y Gualeguaychú, y en un frigorífico de Mercedes, en la provincia de Buenos Aires. Se secuestraron armas, municiones, dinero en efectivo, vehículos y 144 caballos en malas condiciones.

En línea con el requerimiento de la titular de la Fiscalía Federal de Concepción del Uruguay, María Josefina Minatta, y en el marco de una investigación por lavado de activos, evasión tributaria y maltrato animal, el juez de dicha jurisdicción, Pablo Andrés Seró ordenó once allanamientos. Los mismos se realizaron ayer en oficinas y campos ubicados en las localidades entrerrianas de Ibicuy y Gualeguaychú, y en un frigorífico de Mercedes, en la provincia de Buenos Aires, en los cuales se secuestró dinero en efectivo, documentación de interés para la investigación, armas, municiones, vehículos y 144 caballos en malas condiciones de salud.

En los procedimientos también participaron personal de la Administración Federal de Ingresos Brutos (AFIP), del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) y de la Prefectura Naval Argentina (PNA).

La investigación

La pesquisa, en la que también colabora la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (PROCELAC), se inició en 2017 a raíz de una denuncia del Senasa por los reiterados incumplimientos sanitarios de un acopiador equino, quien destina sus animales para faena, principalmente para el frigorífico ubicado en la localidad bonaerense de Mercedes.

En su presentación, las autoridades del Senasa señalaron que sus inspectores veterinarios advirtieron diferencias de stock animal entre los registros del organismo y los existentes en los establecimientos rurales de la firma acopiadora. Y es que, en dichos campos se habrían realizado importantes movimientos de equinos destinados a la Unión Europea, Rusia y Japón, sin la debida documentación, tanto en el ingreso como en el egreso de animales, lo que imposibilitaba conocer el estado sanitario de los caballos.

En el marco del procedimiento administrativo desarrollado por el Servicio de Sanidad, se determinó que parte de los movimientos irregulares tenía como destino dos firmas propiedad del acopiador, quien habría incurrido en maniobras de “blanqueo de animales” de origen ilegal. Para ello, el hombre habría utilizado datos personales y firmas de personas -cuya participación en los hechos se investigan- con los cuales creó presentaciones ficticias ante el Registro Nacional Sanitario de Productores Agropecuarios (RENSPA).

A raíz de la pesquisa, también se detectó que el acopiador -a quien la AFIP denunció, en otras oportunidades por evasión tributaria- y su hija hicieron importantes movimientos económicos, lo que motivó una investigación patrimonial con el fin de verificar el origen de esos fondos, en la sospecha de que serían consecuencia de los delitos de “blanqueo” de animales y evasión tributaria.

Elementos encontrados

Como resultado de los allanamientos practicados ayer, se secuestraron 144 equinos, que quedaron con consigna policial hasta que personal del Senasa tome muestras sanguíneas para conocer su estado sanitario.

También se incautaron 1.133.180,00 de pesos, 6.204 dólares, 240 euros y 100 pesos uruguayos; tarjetas de crédito, precintos, guías, libretas sanitarias, cheques, sellos, certificaciones falsas de transporte de equino, remitos, y otros elementos de interés para la causa.

Asimismo, se secuestró gran cantidad de armas y municiones: un pistolón de caza, dos cartuchos Stopping Power calibre .32, una pistola calibre 9mm con siete municiones, una escopeta calibre 12/70, un fusil calibre 7.62 con mira telescópica y 10 cartuchos, un rifle calibre calibre 22, una escopeta calibre 22 mm, 50 cartuchos calibre 22 mm largo, 88 municiones calibre 22 mm largo y 35 cartuchos calibre 38 mm largo.

Finalmente, se encontraron cuatro camiones con acoplado para transporte de animales, dos camionetas Toyota Hilux, una camioneta Ford Ranger y un automóvil Toyota Corolla.