04 de octubre de 2022
04 de octubre de 2022 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Luego de una investigación que duró más de tres años
Lomas de Zamora: procesaron a seis integrantes de una organización narcocriminal que transportaba cocaína en barcos hacia Europa
Así lo dispuso el juez federal Luis Armella, en línea con el pedido de los fiscales Diego Iglesias y Cecilia Incardona, titulares de la Procuraduría de Narcocriminalidad y la Fiscalía Federal N°2 de Lomas de Zamora. La investigación contó con la colaboración de la Procuraduría de Críminalidad Económica y Lavado de Activos. El juez dispuso la prisión preventiva de los procesados y embargos de hasta 37 millones de pesos.

En línea con el requerimiento del titular de la Procuraduría de Narcocriminalidad (PROCUNAR), Diego Iglesias, y de la fiscal federal a cargo de la Fiscalía Federal N°2 de Lomas de Zamora, Cecilia Incardona, como también de los auxiliares fiscales de dichas dependencias, respectivamente, Patricia Cisnero y Claudio Pandolfi, el juez federal Luis Armella procesó ayer con prisión preventiva a seis hombres acusados de integrar una organización dedicada al transporte de cocaína en embarcaciones, con destino a Europa. Además, les trabó embargos sobre sus bienes por sumas de entre 12 y 37 millones de pesos y ordenó la detención de otros dos implicados. En la investigación, que llevó más de tres años, colabora la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (PROCELAC), que actualmente se encuentra abocada a investigar maniobras patrimoniales ilícitas desarrolladas por la organización.

El desbaratamiento de la organización fue posible gracias a una serie de tareas de investigación desarrolladas coordinadamente entre la Delegación de Inteligencia Criminal e Investigaciones de la Prefectura Naval Argentina (PNA) y del Escuadrón de Operaciones Antidrogas de Gendarmería Nacional, que incluyeron escuchas telefónicas, seguimientos, vigilancias e intercambio de información con sus pares de España y Brasil. Así fue que en el marco de más de diez allanamientos se incautaron 1.547,965 kilogramos de sustancia conformada a base de cocaína, acondicionada -en su mayoría- de forma idónea para enfrentar una inminente travesía marítima que se encontraba próxima a realizar a bordo de un motovelero, que también fue incautado.

La investigación

Si bien la pesquisa se inició en ante la PROCUNAR a raíz de información remitida por la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), la colaboración de una persona arrepentida permitió profundizar la investigación en torno a otra rama de una organización desbaratada, conocida como “la de los veleros”.

El avance del caso dio luz a la hipótesis de los representantes del Ministerio Público Fiscal sobre la existencia de una organización criminal dotada de conexiones de índole internacional, por lo que se intercambió información con distintas fuerzas de seguridad locales e internacionales. Así se supo de la existencia de una investigación impulsada en España contra uno de los sospechosos, vinculado a una causa de la Fiscalía Federal de Necochea, a cargo de Juan Manuel Portela, donde esa misma persona estaba relacionada a conductas de contrabando y/o tráfico ilícito de drogas por vía marítima, con aristas en Uruguay, Brasil, España y Gran Bretaña.

Asimismo, los fiscales federales iniciaron un intercambio de información con los puntos de contacto españoles y brasileros de la Red de Fiscales Antidrogas de la Asociación Iberoamericana de Ministerios Públicos (AIAMP), lo que ubicó a varios de los procesados en Brasil dentro de la banda investigada.

En diez allanamientos se incautaron más de 1,5 tonelada de sustancia conformada a base de cocaína, acondicionada -en su mayoría- de forma idónea para enfrentar una inminente travesía marítima en un motovelero rumbo a Europa.

Ello reveló un hecho ocurrido en Brasil, desde donde habría zarpado un velero con tripulación argentina, que más tarde fue vinculado al hallazgo de 1.500 kilos de cocaína el 18 de abril de 2020 en una vivienda de San Pedro Alcántara, España. Más adelante, ese suceso se relacionó con uno de los ahora encausados, quien fue detenido por la policía española el año pasado junto a otras 25 personas. Sin embargo, el hombre -quien sería uno de los líderes de la organización- quedó en libertad.

A partir de ello se intensificaron las tareas de investigación y seguimiento en la causa radicada en Lomas de Zamora, y se supo que el año pasdado dos hombres se encontraban en la ciudad de Rosario, sitio desde donde habría salido otro cargamento de drogas.

En ese contexto, el pasado 13 de junio el personal de la PNA asignado a las tareas de vigilancia en la localidad bonaerense de Escobar, en cercanías a la ribera del Río Paraná, advirtió comportamientos sospechosos entre dos veleros, circunstancia que habilitó -con previo aval judicial- una persecución que finalizó cuando una de las embarcaciones amarró en el muelle de unas cabañas de alquiler.

Allí, tras identificar a dos de las personas que luego fueron detenidas, se registró una camioneta Ford Ranger que estaba en el predio y en su interior se hallaron bolsas estanco que tenían 342 paquetes con 392,05 kilogramos de cocaína. Dentro de la vivienda -que fue alquilada por otro de los de implicados-, encontraron otros 458 paquetes con 497,23 kilogramos de cocaína. Al mismo tiempo, se interceptó a la otra embarcación sospechosa -que dos de los investigados compraron el 19 de mayo pasado- y se apresó a otros cuatro hombres que estaban a bordo. Además, se incautó documentación de interés para la investigación, los dos motoveleros, la camioneta y un semirrígido que estaba en el lugar.

Los fiscales federales iniciaron un intercambio de información con los puntos de contacto españoles y brasileros de la Red de Fiscales Antidrogas de la Asociación Iberoamericana de Ministerios Públicos y ubicaron a varios de los procesados en Brasil dentro de la banda investigada.

Al día siguiente, se dispuso el allanamiento simultáneo de las viviendas de los detenidos. Así, en una casa de un barrio cerrado de la localidad bonaerense de Canning, se hallaron otros 657,74 kilogramos de cocaína, mientras que en los restantes domicilios se incautó dinero, documentación, vehículos y camionetas de alta gama, una motocicleta Ducatti, otra Yamaha R1 y otra, de la misma, marca, pero sin modelo identificable, armas de fuego y gran cantidad de proyectiles.

En consecuencia, los representantes del Ministerio Público Fiscal solicitaron el procesamiento de los seis detenidos por formar parte de “una organización destinada a llevar actos relacionados con el tráfico ilícito de estupefacientes y el envío al exterior de sustancias, principalmente de aquella elaborada a base de cocaína, al menos entre el periodo comprendido entre el mes de julio de 2018 y el 14 de junio del corriente pasado”.

La modalidad de tráfico advertida consistió en la carga de los estupefacientes dentro de veleros que partían desde la zona norte del conurbano, Ramallo o Rosario, hacían escala en el puerto de Recife en Brasil, para luego llegar a Europa, principalmente a puertos españoles.

El requerimiento de la fiscalía fue receptado por el responsable del Juzgado Federal N°2 de Lomas de Zamora, Luis Armella, quién dictó el procesamiento con prisión preventiva a dos de los implicados, por considerarlos coautores de los delitos de tráfico ilícito de estupefacientes, en las modalidades de transporte y almacenamiento agravado por la intervención organizada de al menos tres personas y lavado de activos de origen delictivo, ello en virtud de haber adquirido bienes, presumiblemente con dinero proveniente del narcotráfico. Además, dispuso el embargo de sus bienes hasta cubrir la suma de 37 millones de pesos.

Los restantes implicados fueron procesados como coautores -dos de ellos- y partícipes primarios -los remanentes- por el mismo delito, al tiempo que se embargó sus bienes por la suma de 12 millones de pesos. También procesó a uno de los partícipes primarios por tenencia ilegítima de armas de fuego de uso civil y uso civil condicional.

Finalmente, el juez ordenó la detención del hombre -que había sido detenido y liberado en España-, y de otro integrante de la organización, a fin de recibirles declaración indagatoria.