15 de septiembre de 2019
15 de septiembre de 2019 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
La fiscal general Gabriela Baigún y la fiscal Dafne Palópoli representan al MPF
Comenzó el juicio a Ricardo Jaime por defraudación en el Belgrano Cargas
El Tribunal Oral Federal Nº6 acumuló en un único debate cinco causas que tienen entre sus imputados al ex secretario de Transporte por presuntos hechos de corrupción durante su gestión.

El Tribunal Oral Federal Nº6 dio inicio al juicio oral y público que tiene como imputados al ex secretario de Transporte, Ricardo Jaime; el entonces interventor de la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT), Pedro Ochoa; el ex presidente de la Sociedad Operadora de Emergencia (SOESA), Luigi Capelli;  el ex director de Belgrano Cargas SA, Ángel Stafforini y la ex presidenta y directora de la empresa Belgrano Cargas S.A, Graciela Coria, por defraudación a la administración pública, irregularidades en la licitación y el posible pago de sobreprecios en el corredor ferroviario Tucumán-Concepción del Belgrano Cargas. En representación del Ministerio Público Fiscal interviene la fiscal general Gabriela Baigún, titular de la Fiscalía General Nº3 ante el TOF,  y la fiscal de investigaciones administrativas, Dafne Palópoli.

El Tribunal reunió en un único debate cinco causas en las que se juzgará al ex secretario de Transporte y a otras 22 personas -empresarios y ex funcionarios públicos-, por enriquecimiento ilícito, peculado y defraudación por administración fraudulenta agravada por haber sido cometida en perjuicio de la administración pública.

La audiencia comenzó con la lectura del requerimiento de elevación a juicio realizado por el fiscal federal Guillermo Marijuan, titular de la Fiscalía Criminal y Correccional Federal Nº9, correspondiente a la causa conocida como “Belgrano Cargas”. Oportunamente, el representante del MPF tuvo por probado que  Ricardo Jaime aprobó e impulsó con un interés distinto al de la administración “el plan de obras el mismo día que fue presentado con un adelanto de fondos injustificado y la licitación pública por consiguiente con un monto que excedía el original presentado por la empresa Belgrano Cargas SA”.

En un juicio único el Tribunal reunió cinco causas en las que se juzgará al ex secretario de Transporte y a otras 22 personas.

Asimismo, le adjudicó al ex secretario de Transporte “haber dispuesto fondos públicos en mayor medida, no haber controlado la aplicación del dinero público al destino determinado, posibilitando que la empresa Belgrano Cargas desviara los mismos en su provecho”, entre otras irregularidades detectadas.

La Fiscalía concluyó que las maniobras cometidas por el ex secretario culminaron autorizando, con la mayor premura, “el apoderamiento de fondos del Tesoro Nacional por parte de las autoridades de la empresa Belgrano Cargas S.A., todo ello- sin erigirse como punto cardinal de la recepción del dinero- el destino que pudieran darle al mismo sus responsables. En efecto, la rapidez y ligereza con las que fueron tratadas las decisiones y sus particularidades cualitativas- a lo que se le  suma la permisividad del órgano responsable- deja entrever, sin margen de error, que la motivación no era sino que el Belgrano Cargas S.A. accediera instantáneamente a los fondos”.

Juicio unificado

El ex funcionario Ricardo Jaime también será juzgado por dos hechos de peculado. El fiscal federal Carlos Rívolo había requerido la elevación a juicio de una causa por la presunta sustracción, en febrero de 2004, de un auto perteneciente al Órgano de Control de Concesiones Viales (OCCOVI) -que encabezaba Claudio Uberti- y su entrega a Jaime, quien lo habría utilizado en su propio beneficio. El vehículo habría permanecido en su poder hasta septiembre de 2007, en lugar de ser usado para el control de un tramo de obra pública en la Ruta Nacional N°9, denominado “Corredor Vial N°3”.

En el segundo hecho se le atribuye a Jaime el haber sustraído el automóvil marca Volkswagen modelo Passat dominio FOX-299, que fuera entregado por la firma IECSA S.A. a la Secretaría de Transporte para inspeccionar la obra “Alteo de Pedraplen del Ferrocarril General San Martín en Laguna La Picasa”, mediante la utilización a título personal y en su propio beneficio, reteniéndolo y ocultándolo en una cochera alquilada a ese fin, desde el mes de diciembre de 2007 hasta el mes de junio de 2009.

También, el titular de la Fiscalía Criminal y Correccional Federal Nº6, Federico Delgado, solicitó el envío a juicio del expediente por irregularidades en la adquisición de trenes usados a Portugal y España. Los imputados De Vido, Jaime, Manuel Vázquez, Ricardo Domingo Testuri e Ignacio Julián Soba Rojo están acusados de defraudación por administración fraudulenta, agravada por haber sido cometida en perjuicio de la administración pública, en concurso ideal con el delito de cohecho.

Por último, se juzgará el presunto enriquecimiento ilícito de Ricardo Jaime durante el período en que ejerció el cargo público de secretario de Transporte de la Nación, comprendido entre el 28 de mayo de 2003 y el 1° de julio de 2009, y los dos años posteriores del denominado “período de sospecha”, mediante diversas operaciones de compraventa de bienes y con la participación de las personas interpuestas.

El Tribunal Oral Federal Nº6, integrado por los jueces Julio Panelo, Fernando Canero, José Martínez Sobrino, y Ricardo Basílico como juez sustituto,  dispuso un cuarto intermedio hasta el próximo lunes a las 10 horas.