20 de abril de 2021
20 de abril de 2021 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Interviene el fiscal Sandro Abraldes
Suspendieron el inicio del juicio al músico Cristian “Pity” Álvarez, acusado de homicidio
El debate estaba previsto para el próximo lunes 1 de marzo. La decisión la tomó el Tribunal Oral en lo Criminal y Correccional Nº 29, debido a un informe de dos integrantes del Cuerpo Médico Forense que refiere una "incapacidad sobreviniente". El músico se encuentra detenido desde julio de 2018. Ordenaron nuevos peritajes médicos.

El Tribunal Oral en lo Criminal y Correccional Nº 29 decidió ayer suspender el inicio del juicio contra Cristian “Pity” Álvarez, previsto para el próximo lunes 1 de marzo. La decisión se tomó debido a las conclusiones de un informe realizado por dos integrantes del Cuerpo Médico Forense (CMF) quienes refirieron una situación de “incapacidad sobreviniente”, aspecto previsto en el artículo 77 del Código Procesal Penal de la Nación. En la causa, interviene la Fiscalía General ante los Tribunales Orales en lo Criminal y Correccional N°27.

No obstante, los jueces Gustavo Goerner y María Cecilia Maiza consideraron que para un mejor análisis de la cuestión se debía requerir no solo más detalles a las dos profesionales sino también que se sumen otros peritos del CMF para dar mayores precisiones sobre el estado de salud de Álvarez.

El debate que debía iniciarse este lunes tiene como objeto lo sucedido en la madrugada del 12 de julio de 2018 en el barrio Samoré de Villa Lugano. En esa oportunidad, Álvarez y Cristian Díaz comenzaron a discutir y luego a pelear. Ante esto, Álvarez extrajo una pistola que llevaba en el bolsillo derecho de su campera y le disparó en la cabeza. Díaz cayó al piso y el músico efectuó tres disparos hacia la misma zona y luego huyó. Según el peritaje, la víctima falleció por “lesiones por proyectiles de arma de fuego en región cefálica y hemorragia interna”.

Esta semana, el defensor había solicitado un peritaje porque sostuvo que el músico no estaba en condiciones de enfrentar un juicio por sus problemas psiquiátricos. El informe firmado por dos integrantes del CMF planteó que el acusado presentó una incapacidad mental. Ante esto, los jueces Goerner y Maiza consideraron que debía profundizarse el estudio para que se determine si el estado de Álvarez puede ser tratado y revertido y qué tratamiento sería el indicado. Para esa ampliación, pidieron la intervención de manera urgente de más profesionales del cuerpo.

Además, el tribunal hizo hincapié en que no se habían respondido puntos periciales claves: si tiene un trastorno cognitivo y la incidencia que podría tener para afrontar el proceso. Los jueces le requirieron al Programa Interministerial de Salud Mental Argentino que funciona dentro de la cárcel de Ezeiza que remita todos los informes que se hayan producido respecto a la salud del acusado. Una vez que se analice (con todo el material disponible) y con los objetivos ya delimitados, el tribunal resolverá qué sucederá con el debate.

Por su parte, el juez Juan María Ramos Padilla consideró que debían ser apartadas las dos integrantes del CMF que firmaron el informe para “dotar de la más absoluta imparcialidad a la junta de médicos psiquiatras y de las especialidades que resulten necesarias”.