05 de octubre de 2022
05 de octubre de 2022 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
A pedido de los fiscales a cargo de la Fiscalía de Instrucción N°4 y la UFEM
Pidieron enjuiciar a uno de los acusados por el homicidio de Diana Sacayán
La medida pedida por los fiscales Matías Di Lello y Mariela Labozzetta recayó sobre Gabriel David Marino. Continúa la investigación respecto a otro imputado.

Los fiscales Matías Di Lello y Mariela Labozzetta, a cargo de la Fiscalía Nacional en lo Criminal de Instrucción N°4 y de la Unidad Fiscal Especializada en Violencia contra las Mujeres (UFEM) respectivamente, solicitaron la elevación a juicio de la investigación seguida contra Gabriel David Marino, de 23 años, por el homicidio de Diana Sacayán, ocurrido el 11 de octubre de 2015.

Los representantes del Ministerio Público Fiscal le imputan a Marino y a otro hombre –respecto de quien continúa la investigación- haber asesinado a Amancay Diana Sacayán en el interior del departamento de la Avenida Rivadavia al 6700, entre el sábado 10 y el domingo 11 de octubre de 2015. El cuerpo de la activista trans fue hallado el 13 de octubre atado de pies y manos y amordazado. En el lugar, se encontró gran cantidad de sangre, un cuchillo con una hoja de 20 cms, una tijera y un martillo. La autopsia fue concluyente: Sacayán recibió 27 lesiones en su cuerpo, trece de las cuales habían sido producidas por un arma blanca, además de presentar golpes varios.

En su presentación, Di Lello y Labozzetta consideraron que se trató de un “travesticidio”, es decir, que Sacayán fue asesinada con un alto grado de violencia “por su condición de mujer trans y por su calidad de miembro del equipo del Programa de Diversidad Sexual del INADI, impulsora de la lucha por los derechos de las personas trans, líder de la Asociación de Lesbianas, Gays y Bisexuales (ILGA) y dirigente del Movimiento Antidiscriminatorio de Liberación (MAL)”. Asimismo, establecieron que, tras cometer el crimen y al no encontrar las llaves de la víctima, Marino y su cómplice, forzaron la cerradura del departamento, al tiempo que sustrajeron 20 mil pesos que la víctima guardaba en el lugar.

Marino fue detenido días después del crimen junto al otro imputado. Al ser indagado, Marino manifestó haber conocido a Sacayán en el CENARESO, en el marco de un tratamiento por adicciones, y que había tenido un par de encuentros sexuales con la víctima. Sin embargo, negó haberla matado. El acusado dijo que el día del hecho llegó a la vivienda de Sacayán, y que allí se encontraba otro hombre, con el que la víctima habría mantenido una discusión. Marino dijo ver que Sacayán sacaba un cuchillo y que el otro hombre se lo arrebataba y comenzaba a apuñalarla; para maniatarla cuando estuvo inconsciente.

Días después, el titular del Juzgado Nacional en lo Criminal de Instrucción N°33, Gustavo Pierretti, los procesó y embargó por $600.000. En diciembre pasado, la Sala 4 de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional confirmó la medida.

En base a las pruebas y testimonios colectados, los fiscales solicitaron al responsable del Juzgado Nacional en lo Criminal de Instrucción N°33, Gustavo Pierretti, la elevación a juicio de la investigación seguida a Marino, tras considerarlo coautor del delito de homicidio triplemente agravado por haber sido ejecutado con violencia de género, por odio a la identidad de género y con alevosía en concurso real con robo. Asimismo, los representantes del Ministerio Público Fiscal requirieron profundizar la investigación respecto a otros dos sospechosos, cuyas identidades no trascendieron a fin de preservar la investigación.