07 de diciembre de 2022
07 de diciembre de 2022 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
El caso de la cocaína oculta en un cargamento de langostinos
Poseidón: confirmaron los procesamientos y bajaron el monto de los embargos
La Cámara Federal de Comodoro Rivadavia cambió las calificaciones de dos de los imputados de comercio de estupefacientes a tentativa de contrabando, y mantuvo la de almacenamiento para los otros dos. Además, redujo los embargos de 1,7 millones de pesos a 600 mil.

La Cámara Federal de Comodoro Rivadavia confirmó los procesamientos de los cuatro imputados en la denominada causa "Poseidón", en la que se investiga el intento de contrabandear cocaína a Europa a través de un cargamento de langostinos desde Puerto Madryn. El tribunal cambió la calificación a dos de los imputados y redujo el monto global de los embargos a 600 mil pesos -150 mil por cada imputado- en lugar de los 1,7 millones que había establecido el juez de primera instancia de Rawson, Hugo Sastre.

El fallo, que fue dictado el 1° de julio pasado por los camaristas Aldo Suárez, Javier Leal de Ibarra y Hebe Corchuelo de Huberman, aún no fue cumplido por el juez Sastre respecto de obligar a los imputados a integrar los montos de los embargos o decretar la inhibición de sus bienes. Esa medida es el principal reclamo que viene impulsando en la causa el fiscal Fernando Gelvez con la asistencia de la Procuraduría de Narcocriminalidad (Procunar) y tiene que ver con una política criminal central de la Procuración General, que persigue el objetivo de impactar económicamente en las organizaciones que intervienen en este tipo de criminalidad compleja.

"Resulta fundamental afrontar la problemática de la narcocriminalidad desde, justamente, uno de sus núcleos principales: la cuestión patrimonial. Para ello, deviene imprescindible que se efectivicen las medidas de índole precautoria que permitan un concreto aseguramiento de los activos utilizados en actividades relacionadas a la comercialización de estupefacientes u obtenidos como resultado de aquellas", indicaron Gelvez y el titular de la Procunar, Félix Crous, en aquella presentación. Allí también advirtieron sobre las versiones que indicaban que uno de los imputados se estaba por desprender de parte del paquete accionario que lo liga a la empresa Poseidón y sobre la posibilidad de que esa maniobra "forme parte de una serie de medidas destinadas a insolventarse patrimonialmente, y a frustrar la finalidad del embargo que le fuera impuesto".

De hecho, la fiscalía presentó un recurso de apelación frente a la negativa del juez de convocar a los cuatro imputados para que integren el embargo. El magistrado había fundado su postura en que su decisión no estaba firme y en que ya no tenía jurisdicción porque la causa estaba en el tribunal de alzada. La Cámara Federal declaró abstracto el recurso del fiscal en el mismo decisorio en el que confirmó los procesamientos de los cuatro imputados.

El 11 de noviembre pasado, Sastre procesó al brooker pesquero Nicolás Seoane; al ex gerente Juan Eduardo Burgos; al gerente General de Poseidón, Salvador Alejandro Pennisi, y al accionista mayoritario de esa firma, Héctor Omar Segundo. Los cuatro están acusados de ser los responsables del cargamento de 110 kilos de cocaína hallada en 71 de 366 cajas de langostinos de la empresa Poseidón, con domicilio en Puerto Madryn, Chubut, procedente de la firma Mar Pesca Azul Argentina S.R.L., de Mar del Plata. El juez dispuso el embargo de Burgos en 200 mil pesos y de los demás en 500 mil cada uno.

En la revisión de esa resolución, la Cámara Federal cambió las calificaciones legales para Burgos -ex gerente de Mar Pesca Azul- y Seoane -intermediario de la operación-, a quienes consideró autores del delito de tentativa de contrabando agravado, mientras que a Penissi y Segundo -gerente general y accionista mayoritario de Poseidón- les mantuvo el procesamiento por almacenamiento de estupefacientes.