08 de febrero de 2023
08 de febrero de 2023 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Requerimiento de la Fiscalía Federal N°2 de Santa Fe.
Piden enjuiciar por lavado de dinero a un sargento de policía condenado por tráfico de estupefacientes
La medida también alcanza a su padre y su esposa. El grupo familiar presentaba, al año 2014, un incremento patrimonial de tres millones de pesos, que no guardaba relación con sus ingresos comprobables.

El titular de la Fiscalía Federal N° 1 de Santa Fe, Jorge Gustavo Onel, solicitó la elevación a juicio por lavado de dinero de un sargento de policía condenado por tráfico de drogas. Para el representante del Ministerio Público Fiscal quedó demostrado que Alejandro Daniel Agüero, su mujer y su padre incrementaron su patrimonio en una cifra estimada en tres millones de pesos al 2014, lo que no se condice con los ingresos de todos ellos, que juntos no superaban los veinticinco mil pesos mensuales.

Agüero fue condenado a doce años de prisión en 2017, en el marco de un juicio oral y público por el hallazgo en 2014 de un camión con más de mil seiscientos kilos de marihuana en la comuna santafesina de Arroyo Leyes. A la par, la justicia federal investigó una denuncia anónima que vinculaba al ex agente policial con negocios ilícitos. La investigación estuvo a cargo del fiscal federal Walter Rodríguez, y las tareas de campo fueron encomendadas a la Dirección de Asuntos Internos de la provincia, que en 2015 elevó un informe a la fiscalía confirmando la disparidad entre el incremento patrimonial de Agüero y su grupo familiar, y sus ingresos comprobables.

Según los datos oficiales, el imputado cobraba como sargento de policía un sueldo de ocho mil cuatrocientos pesos en 2014, mientras que su esposa percibía unos diez mil pesos mensuales como enfermera del Hospital de Niños. En tanto, su padre trabajaba como portero de escuela, actividad por la que cobraba seis mil seiscientos pesos que le pagaba el Ministerio de Educación provincial. Entre los gastos más sobresalientes de los tres imputados figura la refacción de la casa familiar en la que vivían todos ellos, que según los profesionales contratados para la tarea, costó dos millones y medio de pesos en el 2014. Además, entre ese año y el siguiente, adquirieron tres automóviles, una moto y una segunda vivienda ubicada en la localidad de Santo Tomé, por un monto estimado en un millón trescientos ochenta mil pesos. Para el fiscal Onel, la relación familiar de Agüero permite inferir que su incremento patrimonial es fruto del tráfico de estupefacientes por el que se encuentra condenado, por lo que los tres imputados fueron acusados de ser coautores del delito de lavado de activos de origen ilícito.

La causa previa

Agüero se encuentra detenido desde diciembre de 2014 y fue condenado el 22 de junio de 2017 junto a otras once personas como coautor del delito de transporte de estupefacientes, agravado por la participación de tres o más personas, en forma organizada y por ser funcionario público, un delito por el que el Tribunal Oral Federal le impuso una pena de doce años de cárcel. Los doce imputados fueron condenados después de que se encontrase en un basural de Arroyo Leyes un camión en el que transportaban 1662 kilos de marihuana, el 2 de noviembre de 2014.

Para los jueces del TOF, todos los involucrados tuvieron responsabilidad en la maniobra, en la que el ingreso de un contenedor hizo chisporrotear los cables de luz de la zona, lo que llamó la atención de los vecinos, que denunciaron la presencia de personas extrañas en el predio. Agüero recibió la pena más alta, de doce años de prisión por el transporte del cargamento, agravado por su condición de funcionario público y el número de personas intervinientes. En la causa, fueron condenados otros nueve agentes policiales y dos civiles, en un rango de delitos que incluyen ser partícipes principales, tenencia de estupefacientes, encubrimiento de accionar delictivo y suscribir un acta de procedimiento cuyo contenido sabían falso.