24 de junio de 2018
24 de junio de 2018 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
En línea con el requerimiento de la Fiscalía Federal N°1 de Morón, PROCELAC, PROCUNAR y la DGRADB
Procesaron a tres personas por lavado de activos provenientes del narcotráfico
Así lo resolvió el titular del Juzgado Federal N°3 de Morón, quien consideró a María Isabel Santos Caballero, Juan Sebastián Marroquín Santos –viuda e hijo de Pablo Escobar Gaviria- y al ex futbolista Mauricio “Chicho” Serna Valencia, partícipes primarios.

El titular del Juzgado Federal N°3 de Morón, Pablo Barral, dispuso el procesamiento sin prisión preventiva de María Isabel Santos Caballero, Juan Sebastián Marroquín Santos –viuda e hijo de Pablo Escobar Gaviria- y al ex futbolista Mauricio “Chicho” Serna Valencia, como partícipes necesarios del delito de lavado de activos agravado por tratarse una asociación formada para la comisión continuada de hechos de esa naturaleza. Asimismo, trabó embargo los bienes de los tres imputados hasta cubrir la suma de 30 millones de pesos cada uno, y ordenó el embargo preventivo de un departamento ubicado en la localidad bonaerense de Vicente López, donde residía Marroquín Santos junto a su familia.

La decisión del juez Barral se da en el marco de la investigación desarrollada por el titular de la Fiscalía Federal N°1 de Morón, Sebastián Basso, en colaboración con los responsables de las Procuradurías de Narcocriminalidad (PROCUNAR), Diego Iglesias, y de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (PROCELAC), Gabriel Pérez Barberá y Laura Roteta, y la Dirección General de Recupero de Activos y Decomiso de Bienes de la Procuración General de la Nación; y en la que oportunamente fueran procesadas otras cinco personas, en octubre de 2017, por integrar una organización criminal dedicada al lavado de activos provenientes del tráfico trasnacional de estupefacientes.

La investigación

El caso se inició a raíz de una investigación preliminar desarrollada por la PROCUNAR, a partir de información provista por el Departamento de Justicia de Estados Unidos respecto a una pesquisa que se desarrollaba en Colombia, de la cual surgían sospechosos vínculos de José Bayron Piedrahita Ceballos con personas físicas y jurídicas en nuestro país.

Además, Piedrahita Ceballos figura en el listado de la “Foreign Narcotics Kingpin Designation Act” del Departamento de Justicia de los Estados Unidos, señalado como patrón de organizaciones narcocriminales colombianas, y por haber colaborado con la estructura criminal denominada “La Oficina de Envigado”, grupo que, a su vez, estaba vinculado con los carteles de Medellín, Sinaloa y las Autodefensas Unidas de Colombia.

El devenir de la investigación en Argentina permitió establecer que Piedrahita Ceballos y su entorno tenían contactos con el grupo económico que lideraba el abogado Mateo Corvo Colcet quien, a través de un conjunto de sociedades comerciales, canalizaría y administraría los fondos provenientes del narcotráfico en dos rubros bien diferenciados entre sí: por un lado, ambiciosos emprendimientos inmobiliarios en el partido bonaerense de Pilar ("Country Urbano", "Pilar Bicentenario" e "Ínsula Urbana), por el otro, la actividad de servicios de bar/confitería y producción de espectáculos por medio de sociedades encabezadas por el imputado Antonio Pedro Ruiz. Este último rubro incluye la explotación del espacio gastronómico cultural "El Café de los Angelitos".

Del cruce de información se pudo establecer que Santos Caballero, Marroquín Santos y Serna Valencia efectuaron un aporte esencial para que la organización pudiera poner en circulación en el sistema financiero argentino, bienes provenientes de maniobras de narcotráfico desplegadas en Colombia y los Estados Unidos, con el objeto de que adquiriesen apariencia de lícitos. Para ello, los imputados habría desarrollado una serie de actos tales como conversión, transferencia, venta, gravamen, disimulación, compra, venta y recompra de acciones.

Santos Caballero, Marroquín Santos y Serna Valencia fueron indagados en abril pasado. En relación a la viuda e hijo del ex narcotraficante colombiano Pablo Escobar Gaviria, los representantes del Ministerio Público Fiscal y el juez federal consideraron que, desde fecha incierta y hasta el 15 de febrero de 2011, actuaron como nexo entre los intereses de Piedrahita Ceballos y el grupo que encabezaba Corvo Dolcet en nuestro país, a fin de que –mediante los proyectos inmobiliarios de éste último- se le otorgase apariencia lícita a los ingresos monetarios espurios del ciudadano colombiano, en virtud de lo cual recibieron una comisión. También se les imputa haber blanqueado capitales y adquirido un inmueble en la localidad bonaerense de Vicente López.

Por su parte, el ex futbolista Serna Valencia fue indagada también por oficiar de nexo entre Corvo Dolcet y Piedrahita Ceballos, al haberle vendido al ciudadano colombiano dos inmuebles de su propiedad, para lo cual hizo figurar precios de venta inferiores al dinero efectivamente recibido, al solo efecto de contribuir al blanqueo de capitales de origen ilícito.

Procesamientos

En línea con el planteo de los representantes del Ministerio Público Fiscal, el juez Barral decretó el procesamiento sin prisión preventiva de Santos Caballero, Marroquín Santos y Serna Valencia, como partícipes primarios del delito de lavado de activos agravado por ser por una asociación formada para la comisión continuada de hechos de esa naturaleza, conforme el artículo 303, inc. 2° apartado “a” del Código Penal de la Nación, al tiempo que ordenó trabar embargo sobre sus bienes hasta cubrir cada uno la suma de 30 millones de pesos. Por último, dispuso el embargo preventivo del inmueble adquirido por Marroquín Santos, por haber sido el mismo adquirido con dinero de origen espurio.