27 de mayo de 2022
27 de mayo de 2022 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Interviene la Fiscalía Federal N°1 de Córdoba
Córdoba: elevaron a juicio un primer tramo de la causa "CBI Cordubensis"
Así lo dispuso el titular del Juzgado Federal N°3 de esa jurisdicción respecto de 16 imputados, quienes habrían integrado una asociación ilícita que llevó adelante millonarias maniobras de intermediación financiera no autorizada, evasión impositiva, y lavado de activos.

El titular del Juzgado Federal de Córdoba n°3, Miguel Hugo Vaca Narvaja, dispuso la elevación a juicio del primer tramo de la mega-causa conocida como "CBI Cordubensis", que investiga la comisión de un abanico de delitos contra el orden económico y financiero desplegados  a partir de la estructura brindada por la mencionada financiera, la cual contaba con dos locales comerciales de acceso público en la capital provincial.  En un extenso fallo de más de 120 carillas, el magistrado rechazó un conjunto de planteos de nulidades, sobreseimientos y oposiciones a la elevación a juicio vertidos por las defensas y dispuso que 16 imputados que cuentan con procesamientos confirmados por la Cámara Federal respondan en debate oral y público –con distintos calificaciones y niveles de participación según el caso- por los delitos de asociación ilícita, intermediación financiera no autorizada, lavado de activos, evasión y defraudación por retención indebida.

Tal como había sido planteado por la Fiscalía Federal n°1 a cargo del fiscal federal Enrique Senestrari, el auto de elevación a juicio ubica al imputado Eduardo Daniel Rodrigo, ex presidente y gerente general de la firma que se encuentra con prisión preventiva, como jefe u organizador de una asociación ilícita que funcionó desde fecha incierta hasta el 14 de febrero de 2014. Los otros imputados cuya responsabilidad se debatirá en juicio oral y público son Aldo Hugo Ramírez, Julio César Ahumada, Daniel Arnoldo Tissera, Oscar Américo Altamirano, Darío Onofre Ramonda, Luis Carlos de los Santos, Miguel Ricardo Vera, Jorge Osvaldo Castro, Paula Andrea Vettorello, Carina Andrea Moreno, Roberto Carlos Di Rienzo, Olga Beatriz Divina, Lucas Bulchi, Diego Ariel Sarrafián y José María Núñez. Todos ellos habrían intervenido en uno o varios de los 78 hechos imputados.

Intermediación financiera

Entre las actividades ilícitas desplegadas por CBI sobresale la intermediación financiera sin autorización de la autoridad competente, es decir, del Banco Central de la República Argentina, principalmente el descuento de cheques con fondos propios y de terceros y depósito posterior de los mismos en cuenta bancaria propia o de otros terceros.  Esa operatoria permitió que entre 2009 y 2013 circularan a través de CBI cheques por más de mil millones de pesos, los cuales fueron monetizados a través de distintas cuentas, todas ellas con una particularidad en común: por distintas razones se encontraban exentas del impuesto a los créditos y débitos.

Hasta el momento de los allanamientos, CBI Cordubensis funcionó en dos locales comerciales de acceso público y claramente reconocido en la ciudad de Córdoba, uno de ellos en el shopping Dinosaurio Mall  y el restante ubicado en la calle Rodríguez del Busto 4086, en la zona bancaria.  Las conexiones de Eduardo Daniel Rodrigo y Enrique Suau (f) –principales directivos de la firma y presuntos organizadores de la asociación ilícita- con distintos actores del ambiente industrial, comercial y político local permitieron convertir a la financiera “en una de las mesas de dinero más grandes de la provincia de Córdoba”, según indicó el representante del Ministerio Público Fiscal.  En este sentido, la firma ofrecía a sus potenciales clientes  servicios de consultoría financiera, préstamos personales y empresariales y su correspondiente financiamiento, descuentos de cheques, caución de cheques en garantía de operaciones financieras y captación de ahorro del público mediante operaciones de depósito a plazo fijo simulado bajo la figura de contrato de asistencia financiera, todo ello sin contar con la debida autorización y regulación del Banco Central de la República Argentina.

“Del cúmulo de pruebas testimoniales (empleados y damnificados) como documentales (aportada y secuestrada en procedimientos ordenados) recabadas a lo largo de toda la investigación surge con claridad que la firma CBI además de brindar el servicio de alquiler de cajas de seguridad, realizaba actividades financieras: -captaba ahorros del público en general a través de mutuos, mediante los cuales los clientes entregaban dinero en efectivo a cambio de una tasa o remuneración –la que superaba la tasa abonada por entidades bancarias, por lo que la hacía atractiva-, que se pactaba en función del plazo del depósito, y el dinero depositado sería aplicado supuestamente al giro normal y ordinario de la empresa”, consigna la resolución del juez.  De este modo, CBI  recibía dinero y/o valores del público que luego entregaba a terceros a través de contratos de asistencia financiera, préstamos, etc. a cambio de un interés, generando un circuito de circulación monetaria en el que la firma es intermediaria, es nexo entre oferta y demanda de recursos financieros, deudora del depositante y acreedora de los fondos otorgados. La ganancia  estaba en la diferencia entre el valor de los títulos cambiarios y el precio que por ellos se abonaba.

“Quedo absolutamente acreditado que tal intermediación lo fue al margen del control que ejerce el Banco Central sobre las entidades financieras; como así también que la misma fue reiterada y publicitada”, agregó el magistrado. En relación a la figura del lavado de activos, el juez señaló la intermediación financiera no autorizada constituye el delito inmediatamente anterior, "puesto que los fondos a los que se les pretender dar imagen de lícito, son el producto de la actividad ilícita que Cordubensis CBI desplegaba".

Cabe destacar de que de la presente causa se derivaron un conjunto de expedientes donde se investigan a personas físicas y jurídicas por lavado de activos y defraudaciones, entre otros delitos, los cuales se encuentran actualmente en pleno trámite.