23 de junio de 2024
23 de junio de 2024 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
La colaboración a las fiscalías de todo el país en casos complejos
Narcotráfico: cómo asiste la Procunar a las fiscalías en diferentes instancias
En el informe de gestión 2015, la Procuraduría de Narcocriminalidad explica y ejemplifica los alcances de su intervención, que siempre se produce a pedido de fiscales y jueces. El modelo del trabajo en equipo en las diferentes instancias del proceso.

En un juicio oral o durante la etapa de investigación, en una causa delegada o en expedientes instruidos por juzgados, e incluso al momento de sostener un recurso en una instancia recursiva. En 2015, la Procuraduría de Narcocriminalidad (Procunar) asistió en diferentes momentos del proceso a 82 fiscalías de todo el país en causas complejas que involucran delitos relacionados al tráfico de estupefacientes y otros conexos como lavado de dinero, corrupción de funcionarios públicos, homicidios y amenazas.

"Las respuestas generadas desde aquí no respondieron a un único y férreo patrón sino que, muy por el contrario, fueron diseñadas, desarrolladas y adaptadas a las necesidades y requerimientos de los propios fiscales y de las exigencias que reclamaba la investigación judicial", indicó en su informe de gestión la Procunar, que desde hace un año está a cargo del fiscal federal Diego Iglesias.

La Procuraduría especializada estuvo presente en algunos de los casos más relevantes de los últimos tiempos: en el juicio que logró las condenas más altas por el tráfico de cocaína a Europa conocido como "Carbón Blanco" y en el escandaloso sistema de coimas instalado en el Juzgado Federal de Orán, Salta, para beneficiar a narcos que terminó con el juez Raúl Juan Reynoso procesado y detenido como cabeza de la asociación ilícita. Pero también, apoyó la tarea de los fiscales en distintos expedientes que requerían un abordaje especializado y articulado.

El informe de gestión de la Procunar detalla cómo son y qué alcances tienen esas intervenciones, cuya actividad depende siempre de la convocatoria a trabajar que le formulen los fiscales de cada caso, con la nota característica de la continuidad en la asistencia durante las distintas instancias.

El trabajo en instrucción

En las causas que se encuentran delegadas en la fiscalía, la intervención comienza con el análisis del expediente. El objetivo de esa primera tarea es determinar los alcances del caso y detectar posibles patrones comunes en relación con maniobras, organizaciones delictivas y otros detalles de interés.

Tras ese examen, junto con el titular de la fiscalía se analizan las medidas de prueba que se consideran más útiles y adecuadas para el caso. Luego, las medidas se pueden ordenar de forma conjunta, pueden ser solicitadas al juez o también existe la posibilidad de que, a fin de dinamizar el trámite, las medidas se ordenen desde la misma Procuraduría con la coordinación previa con el fiscal del caso.

La Procunar citó como ejemplo de esta intervención una causa que tramitó ante la Fiscalía Federal N°3 de Rosario, a cargo de Marcelo Degiovanni, en la que se logró la detención de 22 personas ligadas a la organización "Los Monos" y se incautaron poco más de una tonelada de estupefacientes y armas, tras una investigación mancomunada en la que se lograron reunir pruebas que persuadieran al juez de la concreción de 47 allanamientos.

La misma dinámica con resultados positivos se dio en la colaboración con fiscales de instrucción del fuero nacional en hechos de violencia, en particular homicidios, relacionados con organizaciones narcocriminales.

En este mismo contexto de colaboraciones en causas que se encuentran delegadas en el MPF, la Procunar ha asumido directamente la representación de la fiscalía en causas en las que los fiscales pidieron la asistencia para aliviar el gran cúmulo de trabajo que enfrentan diariamente. Así ocurrió en un caso de comercialización de estupefacientes en el que intervino la fiscal federal porteña Paloma Ochoa. También, con una causa en la que actúa el fiscal federal de Morón Sebastián Basso y otra cuya instrucción se encontraba directamente a cargo del fiscal federal de Lomas de Zamora Sergio Mola.

En esta última, Mola remitió el sumario -cuya instrucción fue delegada en la Fiscalía en función del artículo 196 del Código Procesal- a la Procunar para investigar a una organización que traficaba cocaína a Uruguay por vía fluvial, que fue desbaratada tras varios meses de investigación. Se interceptaron más de 50 kilos de cocaína y en un trabajo conjunto entre la justicia local y la uruguaya, se detuvo en total a cinco personas.

Litigio compartido

La Procunar también viene trabajando en la elaboración conjunta -con los fiscales del caso- de las presentaciones del MPF en causas en las que la instrucción se encuentra en cabeza del juez.

Uno de los ejemplos más conocidos de esa actuación de la Procunar se dio en el caso que culminó con el procesamiento y la detención del juez Raúl Juan Reynoso, quien luego de ser suspendido en sus funciones presentó su renuncia.

El trabajo comenzó con la asistencia de la Procunar al fiscal federal de Orán, José Luis Bruno, y luego a la Fiscalía Federal N°1 de Salta, a cargo de Ricardo Toranzos, en el caso que involucró al ahora también detenido empresario transportista boliviano José Luis Sejas Rosales, dueño de una enorme flota de camiones, algunos de los cuales fueron detectados contrabandeando estupefacientes y precursores químicos. Fue en esa misma causa donde la Procunar junto al fiscal general Eduardo Villalba consiguieron que la Cámara Federal salteña apartara a Reynoso de la investigación.

En efecto, en el marco de esa investigación se detectaron otras doce causas y pruebas que acreditaban que el juez Reynoso había beneficiado a imputados a cambio de dádivas. Como consecuencia de este trabajo articulado, el juez Julio Bavio decretó el procesamiento con prisión preventiva de Reynoso, considerado jefe de una asociación ilícita, autor de nueve hechos de concusión en concurso real y de seis hechos de prevaricato, en concurso ideal. Asimismo, se ordenó el procesamiento de otros siete integrantes de la asociación ilícita como participes necesarios de estas maniobras. Esta resolución fue luego confirmada -en todas sus partes- por la Cámara Federal de Apelaciones de Salta tras el pedido de los fiscales.

En cámara

En el caso de que durante la etapa de instrucción se hayan deducido recursos de apelación o casación en causas donde presta asistencia, la Procunar entra en contacto con el fiscal de cámara para apoyar su intervención, tanto en la redacción de un memorial como en el acompañamiento a la audiencia oral.

Así, ha intervenido la Procunar en la denominada causa "Poseidón", que tramita ante la Fiscalía Federal de Rawson, y que por un recurso de apelación llegó a la Cámara Federal de Comodoro Rivadavia. En la instancia de apelación, la Procuraduría asistió al fiscal de instrucción Fernando Gelvez, quien intervino durante el trámite en el que se dirimió el procesamiento y la prisión preventiva de uno de los acusados de contrabandear cocaína a España en cargamentos de langostinos.

Una colaboración similar tuvo la Procuraduría con el fiscal general adjunto de la Cámara Nacional de Apelaciones de la Capital Federal, Carlos Racedo, para la interposición de recursos de casación tendientes a lograr el procesamiento de los integrantes de dos organizaciones ligadas a la comercialización de nuevas sustancias psicoactivas (NSP), utilizando para ello la figura de almacenamiento con fines de comercialización de sustancias medicinales y mercaderías peligrosas para la salud.

También hubo participación de la Procunar en el trabajo del fiscal general ante la Cámara Federal de Casación Penal, Ricardo Wechsler, en la audiencia en la que se solicitó con éxito la revocación del arresto domiciliario del líder de la organización juzgada en "Carbón Blanco", Carlos Salvatore.

En juicios orales

Tanto en la instrucción como en la etapa de debate oral y público, la Procunar colaboró y prestó asistencia técnica en la causa "Carbón Blanco". Durante el juicio oral, lo hizo con los fiscales generales Federico Carniel y Carlos Amad, con los resultados conocidos: la condena de los cinco acusados a penas de entre 12 y 21 años de prisión por considerarlos integrantes de una asociación ilícita y autores del contrabando de estupefacientes.

También, asistió técnicamente a la Fiscalía General ante el Tribunal Oral de General Roca, a cargo de Mónica Belenguer, en el marco del debate celebrado para enjuiciar a una organización dedicada al tráfico de estupefacientes de forma interprovincial y en el que se condenó a sus siete integrantes.

Entre otros casos, la Procunar además asistió a la Unidad de Litigio de la Procuración General de la Nación, a cargo del fiscal general Abel Córdoba, juicio celebrado ante el Tribunal Oral en lo Criminal Federal N°6 de Buenos Aires, que juzgó a un grupo criminal dedicado al tráfico de estupefacientes y que poseía conexiones con organizaciones ilícitas ucranianas. Todos sus miembros resultaron condenados; uno de ellos (oficial de la Policía Federal), por el delito de confabulación.

Las investigaciones preliminares

La única excepción al modelo de asistencia son las investigaciones preliminares, expedientes que -de acuerdo con la ley de Ministerio Público- la Procunar, así como cualquier fiscal, puede iniciar de oficio para indagar sobre la eventual comisión de un delito y, de tener elementos para sostener la hipótesis, formalizar la investigación. Una vez judicializada, la Procuraduría continúa las tareas de asistencia junto al fiscal al que le corresponde intervenir.

Algunas de las investigaciones preliminares fueron iniciadas con información que han aportado personas particulares en la sede del organismo. La Procunar, señala el informe, "se ha instalado como un espacio de confianza al que los individuos de la sociedad civil concurren a denunciar hechos vinculados con la narcocriminalidad".

Un alto índice de las investigaciones preliminares iniciadas en 2015 se originaron, además, a raíz de la información vinculada a actividades criminales complejas remitidas por diferentes agencias nacionales e internacionales, como la Dirección Nacional de Inteligencia Criminal del Ministerio de Seguridad de la Nación, la Policía Federal, la Gendarmería Nacional, la Prefectura Naval, la Policía de Seguridad Aeroportuaria, la Administración Federal de Ingresos Públicos, la Drog Enforcemen Administration (DEA), la Interpol y la National Crime Agency (NCA) del Reino Unido.